El arte de aportar valor a través del diseño, con un despacho singular

Con una estética moderna, elegante y cuidada, este despacho situado en un edificio de oficinas en Bilbao ha sido rediseñado a medida para lograr un espacio con identidad propia, donde trabajar cómodamente y recibir clientes.

Desde el primer momento estuvo claro que se trataría de un espacio singular y distintivo, con elementos únicos y especiales, como un cuadro de la artista Irene Pérez, que tuvo gran importancia a la hora de definir la estética, el estilo y la paleta de colores del diseño.

Teniendo en cuenta todo ello, hemos transformado el espacio para convertirlo en un despacho elegante y diferente, con piezas diseñadas a medida, e integrado a la vez en el edificio de oficinas donde se encuentra.

A la vez, con el proyecto de iluminación, se crearon cuatro ambientes diferenciados dentro del mismo espacio: zona de trabajo, de reunión, de estar y de office.

Si nos detenemos en la zona de estar, destaca el sofá azul noche de la marca Roche Bobois, que confiere confort y elegancia simultáneamente, sensaciones que podremos encontrar en cada área de este despacho singular.

Servicio

Interiorismo con reforma integral

Año de realización

2020

Situación

Bilbao